Todo Mujer   SUBMIT


  close
Interested in buying this domain?

Gracias a una buena rutina de noche para los niños, nos evitaremos numerosos problemas. Porque no siempre hacen lo que les ordenamos, tenemos que chillar hasta la saciedad y ponernos más nerviosas de lo que merecemos. Así que, todo ello puede quedar atrás con una buena rutina a la que se vayan adaptando.

Porque en la repetición estará la clave para que se acostumbre a hacer algo de manera continuada. Así, llegará un momento en el que ya sabrá cómo reaccionar, sin que tengas que estar detrás como habitualmente. Cada día, debemos seguir las mismas pautas y no alterarlas, solo así obtendremos el éxito que buscamos.

Rutina de noche para niños, secuencia en las actividades

En primer lugar, deja que ellos mismos te ayuden a crearla. Será mucho más sencillo para todos y ellos disfrutarán como nunca. Eso sí, tiene que entender que como la está haciendo él, también debe cumplirla en su totalidad. Por otro  lado, tenemos que comenzar a hacer unas secuencias. Es decir seguir siempre las mismas actividades. Por ejemplo, el baño, luego ponerse el pijama, tomar la cena, lavarse los dientes, etc. El orden que le demos será el que tenga que cumplir cada día.

Respetando los horarios

Ya tenemos el orden de las secuencias o acciones que va a realizar el niño. Ahora conviene establecer un horario para cada una de ellas. Así, podemos comenzar a bañarlos sobre las 19:00 horas, mientras que mandarlos a la cama sobre las 20:30 horas, aproximadamente. Porque en función de la época del año se podrá modificar pero siempre lo menos posible.

Un ambiente idóneo para que los niños no se alteren

Siempre se dice que a la hora de elaborar una rutina de noche, hay otro factor clave. En este caso mencionamos un ambiente tranquilo para los más pequeños. Se trata de que no haya demasiado ruido y que ellos puedan estar más tranquilos. Así es que, si le dejas jugar un rato antes de irse a dormir, que no sea a actividades intensas. Lo mejor es optar por otras como leer y bajar el volumen de la voz y hasta la intensidad de las luces si es posible. Porque todo ello conseguirá relajarlo y será más fácil que se duerma antes.

Nosotros también seguimos la rutina nocturna

Es cierto que una vez que se van a la cama, todavía nos queda bastante trabajo por hacer. Pero podemos dar un paso con ellos, muy sencillo. Ponernos también el pijama o cenar con los más pequeños es otra de maneras de integrarnos en sus rutinas y que vean que el día se ha terminado y llega el momento del descanso. ¿Tienes ya tu rutina hecha?.

La entrada Cómo crear una rutina de noche para los niños aparece primero en Femenino.